• Club Mujer

Como saber si tengo ovario poliquístico?



Qué es un síndrome de ovario poliquístico?


El síndrome de ovario poliquístico es un problema de salud frecuente que puede afectar tanto a adolescentes como a mujeres de más edad. Aunque no se conocen sus causas, parece estar relacionado con los desequilibrios hormonales.


Tanto las chicas como los chicos fabrican hormonas sexuales, pero en diferentes cantidades. En las chicas, los ovarios fabrican las hormonas estrógeno y progesterona, así como andrógenos. Estas hormonas regulan el ciclo menstrual, así como la ovulación (el momento en que se libera el óvulo). Aunque a veces los andrógenos se conocen como "hormonas masculinas", todas las mujeres los fabrican.


En las chicas con síndrome de ovario poliquístico, los ovarios fabrican cantidades de andrógenos más elevadas de lo normal y esto puede interferir en el desarrollo y la liberación del óvulo. A veces, en vez de la formación y la maduración de óvulos, se desarrollan quistes en los ovarios, que son pequeñas bolsas llenas de líquido que pueden aumentar de tamaño. Puesto que las chicas con síndrome de ovario poliquístico no ovulan ni liberan un óvulo cada mes, es habitual que tengan periodos irregulares o que no les venga la menstruación.


Las investigaciones sugieren que puede estar relacionado con un aumento de la fabricación de insulina en el cuerpo. Las mujeres con síndrome de ovario poliquístico es posible que produzcan demasiada insulina, lo que estimula a sus ovarios a liberar un exceso de hormonas masculinas. El síndrome de ovario poliquístico parece darse por familias, de modo que si lo padece alguna pariente tuya, tú podrías ser proclive a desarrollarlo.


Si el síndrome de ovario poliquístico no se trata de una forma adecuada, puede exponer a las afectadas a muchos problemas. Las chicas que lo padecen son proclives a la infertilidad, un crecimiento excesivo del vello corporal, el acné, la obesidad, la diabetes, la cardiopatía, la hipertensión, los sangrados uterinos anormales y el cáncer.


La buena noticia es que, a pesar de que el síndrome de ovario poliquístico no tiene cura, se puede tratar. El paso más importante consiste en diagnosticarlo, porque el hecho de recibir un tratamiento adecuado reduce las probabilidades de que las afectadas desarrollen problemas graves.


¿Cuáles son los signos y los síntomas?



Periodos muy fuertes (o copiosos) o irregulares. Aumento de peso, obesidad o dificultad para mantener un peso normal, sobre todo cuando el peso se concentra alrededor de la cintura.Una afección denominada hirsutismo, donde la chica tiene un exceso de vello en el rostro, el pecho, el abdomen, el área del pezón o la espalda (de todos modos, tener un poco de vello en estas zonas es un rasgo completamente normal en muchas chicas).Pérdida de cabello en la cabeza (los médicos lo denominan alopecia).Acné y poros obstruidos.Oscurecimiento y engrosamiento de la piel de alrededor de cuello, las axilas o los senos (afección denominada acantosis pigmentaria).Hipertensión, colesterol alto o diabetes (concentración elevada de azúcar en sangre).

Las niñas que presentan de forma precoz algunos signos de la pubertad, como el desarrollo del vello púbico o axilar antes de los ocho años, tienen un riesgo incrementado de padecer un síndrome de ovario poliquístico más adelante.

24 vistas

© 2023 By Emily Silver. Proudly created by WIX.COM